Dejan a la Guardia mando civil-militar; dictamen en el Senado

Hoy, a las 18:00 horas, sesionan las comisiones unidas para comenzar su análisis sobre la Guardia Nacional.
loading...

La propuesta prevé evitar que invada la competencia de los gobernadores y recupera la petición de mantener en apoyo a las Fuerzas Armadas

Ciudad de México, a 18 de Febrero del 2019.-El dictamen de la Guardia Nacional que será analizado hoy en comisiones, mantiene un mando colegiado civil-militar, garantiza su perfil civil, prevé evitar una invasión a la competencia de los gobernadores e introduce la petición presidencial de mantener a las Fuerzas Armadas en la seguridad pública mientras nace la Guardia.

“La Federación contará con una institución policial de carácter civil denominada la Guardia Nacional, responsable de las tareas de seguridad pública (…)”, dice la propuesta.

“La ley determinará la estructura orgánica (…) que tendrá una junta de jefes de Estado Mayor con integrantes de los ramos de Seguridad, Defensa Nacional y Marina”.

Seguridad formulará el programa nacional y programas operativos, estrategias y acciones. Defensa Nacional se encargará de que la estructura jerárquica, disciplina, régimen de servicios, ascensos, prestaciones, ingreso, educación, capacitación y el cumplimiento de las responsabilidades y tareas estén homologados con la Fuerza Armada.

De acuerdo con el proyecto, existen diez cambios a la minuta enviada por la Cámara de Diputados. Esta redacción suprime el concepto “dirección civil”, para dejar el concepto “carácter civil”; le adiciona como tarea la “preservación de la paz pública y el orden”; quita la colaboración con las entidades federativas; se suprime que sería parte de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; se deja a la Ley la definición del mando, pero se mantiene que tendrá que ser civil-militar.

Matizan el dictamen de Guardia Nacional

El proyecto de esta figura policial busca evitar que se invada el ámbito estatal y que se garantice su perfil civil.

El Senado tiene listo el proyecto de dictamen de la Guardia Nacional, que matiza partes polémicas, a fin de evitar que invada el ámbito estatal y garantizar su perfil civil, aunque la deja en la esfera de la Defensa Nacional y su disciplina militar; mantiene un mando colegiado civil-militar e introduce la petición presidencial de que mientras nace la Guardia, las Fuerzas Armadas mantendrán su auxilio en seguridad pública.

De acuerdo con el proyecto de dictamen que se distribuyó ayer, dado que hoy, a las 18:00 horas, sesionan las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda para comenzar su análisis: existen diez cambios a la minuta enviada por la Cámara de Diputados, tanto en el articulado como en
el régimen transitorio.

La propuesta del Senado para el artículo 21 constitucional establece que “la Federación contará con una institución policial de carácter civil denominada la Guardia Nacional, responsable de las tareas de seguridad pública para la salvaguarda de la vida, la libertad, la integridad y el patrimonio de las personas, así como de la preservación de la paz pública, el orden, los bienes y recursos de la Nación.

“La ley determinará la estructura orgánica de dirección de la Guardia Nacional, la que tendrá una junta de jefes de Estado Mayor compuesta por integrantes de los ramos de Seguridad, Defensa Nacional y Marina”, dice.

Añade que “la dependencia del ramo de Seguridad formulará el programa nacional en la materia, así como los respectivos programas operativos, políticas, estrategias y acciones.

“La dependencia del ramo de la Defensa Nacional, conforme a la ley, dispondrá lo necesario para que la estructura jerárquica, disciplina, régimen de servicios, ascensos, prestaciones, ingreso, educación, capacitación, profesionalización y el cumplimiento de las responsabilidades y tareas de la Guardia Nacional estén homologados a los que se aplican en el ámbito de la Fuerza Armada permanente”, destaca.

También ordena que “la formación y el desempeño de los integrantes de la Guardia Nacional se regirán por una doctrina policial fundada en la disciplina, acatamiento a las órdenes superiores y el respeto a los derechos humanos.

“La Federación contará con un sistema nacional de información en seguridad pública, al que las entidades federativas y los municipios, a través de sus órganos de policía, deberán suministrar la información de que dispongan en la materia, conforme a la ley”.

Respecto a la minuta de la Cámara de Diputados, esta redacción suprime el concepto “dirección civil”, para dejar el concepto “carácter civil”; le adiciona como tarea la “preservación de la paz pública y el orden”; quita la colaboración con las entidades federativas; se quita que sería parte de la Secretaría de Seguridad Pública y se deja a la Ley la definición de la estructura de mando, pero se mantiene que tendrá que ser civil-militar.

Añade como facultad del Congreso de la Unión el de “expedir las leyes sobre la organización, disciplina, profesionalización y operación de la Guardia Nacional, así como para el uso legítimo de la fuerza, garantizando el respeto a los derechos humanos”.

Se agrega para el Presidente de la República la facultad de “disponer de la Guardia Nacional para la seguridad pública, la protección civil y, en casos de urgencia”.

Se dejan cuatro artículos transitorios, el cuarto es el solicitado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para que “de manera excepcional, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, la Fuerza Armada permanente seguirá prestando su colaboración para la seguridad pública”.

Por otra parte, el líder nacional del PAN, Damián Zepeda, dijo en su cuenta de Twitter que en el Senado se insiste en la militarización “permanente del país”, por lo que dijo que

“la respuesta es no”.

Fuente: Excelsior