López Obrador anuncia firma de convenios de inversión en Pemex

Durante su conferencia matutina, el presidente de México adelantó que ya se tienen firmados contratos, por 80 % de la inversión prevista este año

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este viernes la firma de contratos de inversión en la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) por 80 % de la inversión prevista este año.

Estamos en la firma de convenios, de contratos. Ya les adelanto que se llevan ya firmados contratos de inversión en Pemex del orden de 80 % de toda la inversión de este año», dijo el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Indicó que el próximo lunes se dará información detallada del avance en el programa de rescate del sector energético, pero anticipó que «se está trabajando muy bien en Pemex».

El presidente no precisó si los convenios de inversión firmados son los que la reguladora Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó esta semana para la explotación de los campos terrestres Cárdenas-Mora y Ogarrio con la egipcia Cheiron y la alemana DEA Deutsche Erdoel por más de 1.440 millones de dólares.

El pasado 15 de febrero, el Gobierno de México anunció una serie de medidas extraordinarias de apoyo a Pemex que, sumadas al ahorro esperado por el combate al robo de combustible, representan un beneficio previsto de 107.000 millones de pesos (5.555 millones de dólares) este año.

Las medidas consisten en la capitalización de la empresa contemplada en el presupuesto, una liquidación adelantada de pagarés de apoyo a la petrolera para la mejora de su pasivo laboral y el incremento del monto del incentivo fiscal para Pemex.

Unos días después, la agencia calificadora Moody’s consideró que las medidas son negativas para la calificación crediticia del país.

El anuncio es negativo para México. No solo el alivio fiscal adicional para Pemex afectará los ingresos del Gobierno, sino que, en general, si la confianza del mercado no mejora, Pemex requerirá un respaldo soberano adicional en 2020 y más allá erosionando las finanzas del Gobierno», apuntó la agencia.

Y el pasado 4 de marzo, Standard & Poor’s cambió de estable a negativa la perspectiva para Pemex, tras una acción similar sobre la nota soberana de México.

La firma explicó que esto se debe a «las mayores asignaciones presupuestales para Pemex en 2019 y las recientes declaraciones públicas del Gobierno federal asegurando que la empresa cumplirá de manera puntual con todas sus obligaciones financieras».

Asimismo, consideró que el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la petrolera «es insuficiente respecto de las necesidades multianuales de inversión de capital».

Con todo, la empresa reportó el pasado 27 de febrero una pérdida neta en 2018 de 7.551 millones de dólares, lo que representó una disminución de 47,1 % frente al resultado negativo de 14.270 millones de dólares de 2017.

Fuente: Excelsior