Los talleres del Festival Cumbre Tajín reúnen la creación y la tradición del Totonacapan

0
  • En el área de talleres del Parque Takilhsukut, los asistentes aprenden a hacer palmas para el Domingo de Ramos
  • En el Festival Cumbre Tajín, se ofrecen talleres de elaboración de ramos de palma para Semana Santa.

—Yo hice este ramo. Soy católica y el domingo es el día de ramos para bendecir las palmas. Quisimos venir a hacerlas porque es mejor, es más bonito y no hay edad para aprender —expresa emocionada Josefina Casanova de 53 años, sosteniendo con sus manos un precioso ramo de palmas, las mismas manos que, guiadas por la maestra Elvira de la Cruz, acaban de darle forma a las flores de palma.

—Celebramos el domingo de ramos porque es cuando va a pasar Jesús. Cada año bendice uno las palmas que tenemos y se las damos a la iglesia. Porque después las queman cuando es miércoles de ceniza. Por eso están benditas. Y toda la gente que las conserva las lleva a la iglesia y las da a la iglesia. Y con esas cenizas ponen la cruz el miércoles de ceniza —completa Higinia, de 62 años, quien visita el Festival Cumbre Tajín junto con Josefina y su amiga Minerva Hernández, de 47 años de edad.

—Yo aprendí nomás viendo a mis tíos tejer la palma. Nomás con observar todos los días se me quedó. Es de la palma redonda —platica Elvira de la Cruz, quien preside el taller, mientras sus manos comienzan a tejer una de las flores de palma que terminará la señora Josefina en una mesa llena de jóvenes y adultos dispuestos a aprender. Así se comparte el conocimiento, que los maestros han aprendido de sus ancestros, en el área de talleres del Festival de la Identidad.

—Aprendimos a hacer las florecitas. Estamos en un lugar en donde uno puede aprender, más que nada. Somos papantecas y nos pareció un taller bonito. Todo lo que se aprende es bueno. Todo lo que sea positivo… vamos para adelante. Nosotras le vamos a enseñar a los nietos. Para que ellos aprendan también a bailar, a hacer manualidades. Teniendo el material, puede uno vender y con eso puede uno comprarse lo más necesario. Nosotras siempre hemos comprado la palma porque esta palma es redonda y sólo hay en el monte, en el campo. Hay otras clases de palmillas, pero ésta es especial para hacer las coronitas y estas flores —concluye Higinia.

Éstas y otras manifestaciones de la tradición de la región pueden aprenderse en el Parque Takilhsukut hasta el día 20 de marzo.

Gracias a este trabajo de preservación y transmisión las artes tradicionales de las comunidades indígenas de la región que lleva a cabo el Centro de las Artes Indígenas, esta institución fue incluida en la Lista de Mejores Prácticas para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en el año 2012.

 

Comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí